Experimenta la memoria del Agua


El Agua, esa pequeña molécula de dos hidrógenos y un oxígeno sin la cual no estaríamos aquí ni nuestro mundo sería como lo conocemos...

Consta de 2 átomos de hidrógeno por 1 de oxígeno, y sin duda es muy pequeñita pero encierra una capacidad enorme, y es que la molécula de agua es capaz de establecer colaboraciones con ella misma y muchos otros tipos de moléculas a través de lo que se conoce como puentes de hidrógeno, un tipo de fuerza (o enlace, como se llamaría en Química) reversible que le permite comunicarse con distintas moléculas (comunicación intermolecular) y comunicar asimismo diferentes zonas de una misma molécula entre sí (comunicación intramolecular), tanto orgánicas como inorgánicas. Esto hace que el Agua sea una molécula muy lábil y adaptable en cualquier situación que se precie, y tenga diversas propiedades gracias a las cuales la vida es posible tal y como la conocemos en nuestro planeta.

Gracias a la existencia del Agua es posible la vida en el planeta Tierra, cubriendo el 71% de su superficie y representando entre el 60-90% del peso de nuestro cuerpo. Como embriones y fetos, nos desarrollamos únicamente dentro de un medio acuoso, y una vez transcurrida la gestación, continuamos necesitando agua para sobrevivir (no en vano, ¡podemos pasar días sin comer pero ni 5 días podemos pasar sin beber!). La mayoría de nuestra Agua se encuentra dentro de nuestros millones de células, permitiendo su alimentación y correcto funcionamiento.

La célula en realidad es como un pequeño océano o saquito compuesto principalmente por Agua, dentro del cual existe el núcleo celular (que contiene el ADN o material genético de la célula) y distintos órganos y moléculas. Desde el descubrimiento de la estructura y función del ADN en el siglo XX, se creía que el núcleo celular era el “cerebro de la célula”. Posteriores experimentos del Dr. Bruce Lipton (biólogo celular y autor de “La Biología de la Creencia”) entre otros demostraron que, si se le quitaba el núcleo, la célula sobrevivía y solo moría cuando se eliminaban sus membranas celulares. ¿Y qué es la membrana celular? Es una estructura que envuelve a la célula y separa el contenido de la célula de su entorno. La membrana celular funciona como una antena, y es la encargada de recibir señales del entorno celular y transmitirlas al núcleo celular. Cuando el núcleo recibe estas señales, se codifican mensajes y crean las moléculas necesarias para que la célula se adapte a su ambiente.

De esta manera, el ADN se controla a través de señales captadas por la membrana celular, es decir, que vienen de fuera de la célula, y estas señales incluyen mensajes energéticos de nuestras creencias y pensamientos. Así pues, es fundamental el impacto del entorno celular, y más importante: la percepción que tenemos de él, en el funcionamiento de la membrana celular y la actividad genética. 


El Dr. Masaru Emoto, doctor japonés en Medicina Alternativa (1943-2014), decidió investigar como la mentalidad de las personas influenciaba en su capacidad de curación y llevó a cabo un conjunto de experimentos en los cuales expuso Agua a diferentes palabras, emociones, dibujos o música. A continuación la congelaba y analizaba la calidad de sus cristales, encontrando que el Agua de lugares puros (manantiales, parques naturales de alta montaña) y sometida a palabras positivas o música clásica creaban cristales muy bellos, mientras que si se usan palabras o pensamientos negativos o música disonante, el resultado eran cristales caóticos (puedes ver el documental “Los Mensajes del Agua” sobre el trabajo del Dr. Emoto aquí). De hecho se comprobó que los cristales más geométricos y armónicos correspondían a las palabras “Gracias” y “Amor”.


Las afirmaciones del Dr. Emoto han sido ampliamente criticadas por la comunidad científica y hasta consideradas como pseudocientíficas, y aquí, como siempre, debes valorar tu percepción sobre este conocimiento y según tu comprobación interior. Pero lo que es indiscutible es que el agua es un vehículo que transporta información y, según las propias palabras del Dr. Emoto “El pensamiento humano, las palabras, la música, las etiquetas en los envases, influyen sobre el agua y ésta cambia a mejor absolutamente. Si el agua lo hace, nosotros que somos 70-80% agua deberíamos comportarnos igual.


Para ello te pido que no te creas nada de lo que he dicho y que lo compruebes por ti mismo con 2 experimentos que puedes llevar a cabo fácilmente estés dónde estés, y que son los siguientes:

  1. Imanta el Agua que bebes. Para ello pon agua lo más pura posible en un recipiente de cristal, y coge un papel donde vas a escribir una palabra o concepto que quieras trabajar. Pon el papel en contacto con la botella (por ejemplo puedes poner la botella encima del papel o pegar el papel en la superfície de la botella como si fuera una etiqueta) durante unas horas antes beberla, para después absorber todos los beneficios y vibración contenidos en esta agua imantada según la intención que hayamos dispuesto para ella. ¿Te animas a probarlo y me cuentas qué has sentido?
  2. El Reto del Limón. Debo de confesar que yo soy muy fan de los limones, no sólo por sus propiedades vitamínicas, detoxificantes y depurativas, cicatrizantes o antitumorales, entre otras, sino también por su color amarillo maravilloso, que me llena de energía sólo con verlo 😉. Este experimento puedes hacerlo con un limón como yo, o bien con otra pieza de fruta (por ejemplo una manzana) o bien con arroz cocido o unas judías, lo que a ti te resuene más. A continuación haz lo siguiente: 
  •                - Coge un limón, el que más te guste.
  •                - Córtalo por la mitad y ponlo en dos platitos o recipientes distintos, en dos lugares separados.
  •                - A una mitad del limón le vas a transmitir todo tu amor y a decirle cosas bonitas.
  •                - A la otra mitad, le vas a transmitir únicamente emociones y palabras negativas.
  •                - Repite este patrón tantas veces como quieras durante los próximos días.
  •                - Y ahora dime... ¿qué mitad del limón se ha marchitado antes? 


A por un 2021 en tus propios términos 💪

¿Quieres dar el siguiente paso en tu crecimiento personal y espiritual en una comunidad de almas que vibran como tú?

Leave a Comment: