El Universo Mental

Hace miles de años la filosofía hermética dio a conocer su primer principio, conocido como el principio del Mentalismo (El Kybalión, Ed. Sirio 2012) , que nos dice literalmente que “El Todo es Mente, el Universo es mental”. ¿Y qué significa esto? Explica que la realidad o matriz que lo comprende todo, y dentro de la cual podemos encontrar las manifestaciones que podemos etiquetar como materia o como energía o como Universo o como Dios, es espíritu. Dentro de esta concepción todo lo que está contenido en el espíritu o Todo es una creación mental del Todo, en cuya mente existimos, con lo que cualquier fuerza, manifestación o apariencia están subordinadas al dominio de la mente. El espíritu es el Todo, y no puede ser definido en sí mismo (indefinido) ni comprendido o conocido en toda su totalidad (incognoscible). 


Bastante tiempo más tarde, el descubrimiento de la mecánica cuántica a principios del siglo XX apuntó a la concepción de que el Universo se parece más a un pensamiento (paradigma energético) que a una máquina (paradigma mecanicista), tal y como nos transmitió la filosofía hermética. Como recogió el físico y astrónomo Richard Conn Henry en un ensayo en la prestigiosa revista Nature, la única realidad es la mente y la observación, abandonando la tendencia a identificar las observaciones como “cosas”. Es decir, que sólo somos capaces de describir un fenómeno si lo observamos. Como sabemos, la Física Cuántica es probabilística y no determinista: no podemos conocer una partícula en concreto en toda su totalidad o esencia sino únicamente algunas de sus variables. Y en cuanto miramos la partícula, inmediatamente alteramos sus características, con lo que la realidad se convierte en un concepto muy sutil porque únicamente existe en la medida en que la observamos, como apunta el físico cuántico José Ignacio Latorre. ¡Si es que ya lo avanzaba el gran físico cuántico Niels Henrik David Bohr (1885-1962) que “Lo no observado no existe”!


Como apunta el filósofo postmaterialista Jordi Pigem en esta interesantísima entrevista y como hemos visto en páginas anteriores, estamos pasando de un paradigma mecanicista al energético, donde nos damos cuenta de que la ciencia únicamente conoce el 4% del Universo (siendo el 96% restante materia oscura, la cual es una masa completamente transparente en el espectro electromagnético porque no interactúa con ninguna forma de radiación electromagnética… ¿da que pensar verdad ;)?), el cual está formado no por “cosas”, sino por relaciones. ¡Un océano vibratorio de relaciones que se manifiestan en “cosas”! Y para ello nos damos cuenta entonces de que es la conciencia la que crea la realidad, como nos explicó Erwin Rudolf Josef Alexander Schrödinger (1887-1961) cuando dijo que “La base de la realidad no es la materia, es la conciencia”. 


Desde este punto de vista actualmente difícil de aceptar por parte de la comunidad científica por muy ajeno a la física cotidiana, el Universo es inmaterial, mental y espiritual, y cada uno de nosotros somos co creadores de la realidad a través de la observación ejercida por nuestra conciencia, que colapsa las probabilidades en fenómenos a través de su observación.


Nos estamos dando cuenta de que, con lo que estamos aprendiendo hasta aquí, podemos pasar de ser observadores meramente pasivos de lo que nos rodea a ser agentes activos de su creación, creando de igual modo nuestra propia percepción. Como la realidad que estemos creando depende de nuestro propio pensamiento, emoción y actitud, el escalón en el cual nos encontremos dentro de la Espiral de la Conciencia es fundamental,  dado que dependiendo de dónde estemos crearemos una realidad u otra.


Como permanentemente estamos observando estamos creando siempre, nos demos cuenta o no de ello, y por ello es fundamental ser conscientes de nuestra conciencia. 


👉 Si te ha interesado la concepción del Universo mental, por aquí te recomiendo que le eches un vistazo al libro "El Universo mental" de Francesc Vieta y Mercè Fèrriz (Ed. Tarannà 2019), y qué me cuentes qué te pareció 😉.


👉 Y si estás deseando continuar aprendiendo sobre la relación entre nuestra mente y las neurociencias, el poder de los pensamientos para crear nuestra realidad y cómo todo ello se relaciona con la felicidad... ¡no te pierdas nuestra Masterclass certificada por el Instituto Braidot dentro de la comunidad Happynar CLICANDO AQUÍ!


A por un 2021 en tus propios términos 💪

¿Quieres dar el siguiente paso en tu crecimiento personal y espiritual en una comunidad de almas que vibran como tú?

Leave a Comment: